10 formas de usar el color en la decoración de tu sala o comedor 

Sea cual sea tu estilo: utilizar el color en tu salón aportará más vida, personalidad e incluso sofisticación a la decoración. Pero, ¿cuáles son las formas de poner color en tu salón o comedor? ¿Cómo combino los colores y me quedo con mi estilo? ¿Qué pasa si no tengo el tiempo o la habilidad para la decoración? Estas son algunas preguntas que trataremos de responder a continuación.

1- Pintar la pared

Una solución relativamente práctica y económica, tiene la ventaja de ofrecer una amplia gama de colores para el medio ambiente. En este comedor, el color fue a cuenta de la pared. Tanto el mobiliario como el suelo y los objetos son de colores neutros, dejando que el azul destaque en la decoración. Elige colores más sobrios o neutros para aportar sofisticación a tu salón o comedor, o colores muy vibrantes para aportar vida y alegría al ambiente.

2- Aplicar fondo de pantalla

El papel tapiz es una opción un poco más costosa, pero también bastante práctica y con muchas opciones de colores y patrones. Aquí, el papel pintado guió toda la elección de colores para el resto de la decoración del salón: gris y rosa. Si eliges un papel pintado tan llamativo como este, sigue los mismos colores para los muebles y piezas de decoración, u opta por colores neutros y deja el color para la pared del salón.

3- Haz un mural artístico

Si quieres añadir color y personalidad a tu comedor, ¡haz un mural artístico! Eso sí, si no tienes talento, no te arriesgues: contrata a un artista que te guste y elige un diseño con tu cara. En esta sala, como el mural es muy vibrante, la decoración siguió una línea más neutra. ¡El blanco y la madera ayudaron a que la obra de arte se destacara aún más!

4- Pintar el techo

¿Qué tal traer más luz a tu salón con un color en el techo? ¡Es una excelente manera de agregar color a las habitaciones pequeñas! En el salón de la foto el color elegido fue el turquesa, que también aparece en los almohadones. Para iluminar aún más el ambiente, en el resto de la decoración priman los tonos claros y neutros, dando más contraste al techo y a los elementos de color de tu entorno.

5- Usa una alfombra de colores

Otra forma de añadir color a tu salón es a través del suelo. Con una alfombra colorida, ya sea lisa o estampada, aportas más vida y calidez a tu salón. En la imagen, la alfombra elegida tiene colores y formas vibrantes, rompiendo la neutralidad de la madera y los colores claros del mobiliario, y al mismo tiempo combinándose con la composición viva de los cuadros.

6- Instala cortinas de colores

¿Quién dijo que la cortina del salón tiene que ser blanca o beige? Puede ser un elemento de color en tu entorno, ya sea con tejidos estampados y pesados, o con tejidos ligeros y de colores claros. En este acogedor salón, las tonalidades de azul de la cortina también aparecen en los almohadones, transmitiendo paz y tranquilidad al ambiente.

7- Abusar de marcos y almohadas

Usar cuadros y cojines en la decoración es una forma práctica, económica y versátil de dar color a tu sala o comedor. Debido a que tienen una variedad infinita de colores, estampados, imágenes e ilustraciones, puedes personalizar tu sala de estar con solo usar estos dos comodines. La decoración puede ser discreta y sofisticada, o puede ser muy animada como en la imagen de arriba: cojines en diferentes colores y estampados, junto con marcos de diferentes tamaños y marcos. Al crear composiciones, ¡tu imaginación es el límite!

8- Usa color en el sofá u otros muebles

Si vives en un apartamento alquilado y no quieres ensuciar las paredes o el techo, ¡colorea tus muebles! Puede ser un sofá colorido, un sillón estampado, una mesa de café o lámparas muy vibrantes. En el salón de la imagen, los colores estaban en el sofá, sillón y lámparas, con una combinación de azul y amarillo. Para el resto de la decoración se eligieron materias primas y colores neutros, dejando este salón con un aire rústico pero también vibrante.

9- Extiende las piezas de decoración

Para los que os encanta elegir piezas decorativas, ya sean jarrones, chucherías, esculturas o souvenirs de viaje, utilizad vuestra colección para añadir color y personalidad a vuestro salón. Como puedes ver en esta habitación con chimenea, los objetos no tienen por qué ser del mismo color o combinar entre sí: si tu habitación es neutra, simplemente extiende tus piezas favoritas en una estantería, librería o mesas.

10- Decora con plantas y flores

Si vas a tener una fiesta y quieres una decoración diferente para tu sala de estar, usa un arreglo floral. ¡Llenarán el ambiente de color y belleza! Pero si quieres algo más permanente, hay una gran variedad de plantas en maceta, entre follaje de todos los colores y muchas opciones de flores. Pero investiga el tipo de planta ideal para tu salón antes de comprarla: sobre todo si no tienes mucha disponibilidad, prefiere aquellas de bajo mantenimiento.

¡Creo que a estas alturas ya debes tener algunas ideas en la cabeza para decorar tu sala o comedor! Pero antes de comenzar, aquí están los últimos consejos:

1- ¡No uses los 10 consejos para colorear tu habitación a la vez! Elige uno (o algunos) y equilibra el resto con colores neutros. De lo contrario, corre el riesgo de hacer que su habitación sea demasiado pesada o carnavalesca.

2- Si quieres usar más de un color, ¡haz una paleta de colores! Elige colores que combinen entre sí y sean de tu agrado. Siga esta paleta para elegir sus artículos de decoración. En salón comedor integrado, por ejemplo, la combinación de azules dio vida al ambiente moderno con mucho negro, blanco y gris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *